El Yokozuna sumó su cuarta victoria consecutiva en el Torneo de Nagoya tras superar con cierta comodidad al maegashira Takakeisho (1-3).

En un combate con mucha estrategia y con ambos rikishi esperando el movimiento del contrario, Hakuho terminó demostrando su mayor calidad para derrotar a su rival con un yorikiri que le deja a tan sólo siete victorias del récord de 1.047 triunfos en poder del ex ozeki Kaio.

Este nuevo triunfo del mongol deja a Hakuho con 1.040 victorias en su carrera, cinco por detrás del malogrado Chiyonofuji, en segunda posición del ránking histórico.

Tres de los cuatro Yokozuna saldaron sus combates con sendos triunfos.

Kisenosato, todavía diezmado por su lesión en el brazo izquierdo, se recuperó de su última derrota con relativa facilidad, superando a Shodai (1-3) con otro yorikiri.

Harumafuji también se resarció de su segundo traspiés, y, tras salir muy bajo en el tachiai, pasó a controlar al georgiano Tochinoshin (2-2), al que terminó venciendo con una buena proyección.

Kakuryu, por su parte, abandonaba el torneo con una lesión en el pie derecho que, según su propio oyakata, incluso podría obligarle a retirarse del sumo.

El nuevo ozeki Takayasu se libraba del nuevo sekiwake Mitakeumi (2-2) con un espléndido despliegue de oshi-zumo, ante el que nada pudo hacer su rival.

En cuanto a los otros dos ozeki, suerte dispar. Goeido (2-2) derrotaba a un Ikioi que aún no sabe lo que es ganar, mientras el mongol Terunofuji (1-3) caía a manos de Hokutofuji (3-1).