Tras sumar su trigésimo octavo título, el yokozuna Hakuho refrendó un gran Torneo de Verano manteniendo su imbatibilidad en el Senshuraku.

Aunque el resultado del musubi-no-ichiban no tenía influencia alguna en el desenlace del torneo, Hakuho superó a su compatriota Harumafuji en un largo combate que terminó decidiéndose con otro yorikiri poderoso del campeón.

Protagonismo también esta vez para Takayasu, cuya promoción a Ozeki sólo espera la aprobación de la NSK y que cedió su última pelea ante el ozeki Terunofuji (12-3), para acabar con un resultado suficiente de 11-4. No obstante, el consuelo fue ganar el segundo Ginosho, compartido con un Yoshikaze que superaba a Hokutofuji (10-5).

El komusubi Mitakeumi, que derrotó a los yokozuna Kakuryu y Harumafuji, ganaba su primer Shukunsho a pesar de perder también en el Senshuraku, ante Shodai (10-5). Mientras que el Kantosho era para el debutante Onosho, que también perdía en su última pelea ante Takakeisho (11-4).

El ozeki Goeido, tras asegurarse el grado al menos para los dos próximos campeonatos, tuvo que conformarse con nueve victorias tras verse superado por el sekiwake Tamawashi (10-5).

Finalmente, el ex ozeki Kotoshogiku (7-8) al menos se despidió del torneo con los aplausos del público tras ganar a Ikioi (9-6).