No por el hecho de ser algo que se veía venir no deja de entristecernos. Y es que el Ozeki Kotoshogiku ha cosechado hoy su octava derrota y, al estar ya en situación de kadoban, perderá su grado de campeón para el próximo mes de marzo. Eso sí, aún entonces dispondrá de una última oportunidad de recuperarlo si consigue un mínimo de 10 victorias, algo que se nos antoja muy complicado de realizar si nos atenemos a los últimos resultados del luchador japonés.

Y es que Kotoshogiku tan sólo ha sido capaz de alcanzar los dobles dígitos en una ocasión desde que consiguiera brillantemente el título del pasado Hatsu Basho 2016, aunque aún le quedan dos meses para prepararse en condiciones y tratar de conseguirlo en Osaka.

También va por el mismo camino el Ozeki Terunofuji, que hoy sumaba también su octava derrota y que será kadoban en el próximo Haru Basho, por lo que en el peor de los casos nos podríamos encontrar con un solo Ozeki en el torneo de Nagoya. Y es que Kisenosato sigue muy firme en cabeza de este torneo y si consigue la victoria es muy probable que pueda ser promovido a Yokozuna, lo que sin duda sería todo un hito histórico para un país que lleva muchos (demasiados) años sin ver a uno de los suyos en lo más alto del banzuke.

Su máximo rival sigue siendo el Yokozuna Hakuho, que se mantiene a tan sólo una victoria del japonés y que aspira a doblegar al nipón en el más que probable combate decisivo del último día entre ambos.