Con más o menos problemas el yokozuna y el ozeki conservan su imbatibilidad en el séptimo día del campeonato.

El poderío físico de Kisenosato fue un obstáculo insalvable para Tochiozan (1-6), que, aunque aguantó el tachiai del ozeki, no pudo mantener después el mismo nivel y caía merced al yorikiri del ozeki. 

Hakuho, por su parte, derribaba a su compatriota Tamawashi tras pasar apuros de inicio y verse obligado a reaccionar rápido y con soltura. Finalmente el yokozuna se llevaba la victoria con tsukiotoshi.

En el musubi-no-ichiban Kakuryu terminaba con su racha de derrota imponiéndose a un Okinoumi (2-5) que soportó estoicamente la salida en tromba del mongol. Tras ello, y, cuando pareció tener controlada la situación, se vio sorprendido por un gran proyección de Kakuryu, que sumaba su cuarto triunfo.

Tres maegashira se recuperaban de sus derrotas el viernes para mantenerse por detrás del dúo de líderes con una victoria menos. Takanoiwa e Ichinojo, ambos con 5-1 antes de su combate, dilucidaban quién de los dos conservaba sus opciones; al final Takanoiwa hacía valer su superioridad con yorikiri.

Tras derrotar a dos yokozuna y ozeki hasta hoy, Mitakeumi caía ante el ozeki Terunofuji (3-4), quien controló bien la salida del maegashira para terminar superándole con oshidashi.

Goeido (5-2) comenzó bien ante Shodai pero a punto estuvo de dejarse sorprender por una proyección de su rival, aunque finalmente se llevó la victoria con otro oshidashi. Por su parte, Kotoshogiku (2-5) entraba ya en un terreno peligroso tras caer ante el komusubi Takayasu con hatakikomi.